Comunicado de Prensa

El Momento Mormón

Hay muchos acontecimientos emocionantes que están sucediendo en todo el mundo y que tienen que ver con La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y sus miembros. Dos “Mormones”, Mitt Romney y Jon Huntsman, están luchando por la oportunidad de convertirse en presidente de Estados Unidos. Yeah Samake, un miembro de África, se presenta como candidato a presidente de la nación predominantemente musulmana de Malí. Una exitosa obra de Broadway en la ciudad de New York se titula “El Libro de Mormón"

Atletas y artistas Santos de los Últimos Días aparecen en los titulares. El Presidente Thomas S. Monson ha sido seleccionado como una de las diez personas más admiradas de Estados Unidos. Los servicios humanitarios de la Iglesia están recibiendo una publicidad muy positiva de los medios de comunicación a nivel mundial. Nuevos templos están surgiendo por todo el mundo. El número de  miembros está creciendo. Estos y muchos otros acontecimientos han dado lugar a que los medios de comunicación se refieran a esta época como el ”Momento Mormón”.
Al ver toda la atención que la Iglesia y sus miembros están recibiendo, sería fácil pensar que hay poca necesidad de nuestros esfuerzos de asuntos públicos locales. Desafortunadamente, el hecho es que el ciudadano medio no tiene ninguna idea sobre lo que la Iglesia representa o enseña; lo que se conoce a menudo es erróneo. Aún más inquietante es la realidad de que hay una creciente oposición a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

La oposición viene principalmente de dos fuerzas. En primer lugar, hay un aumento mundial del secularismo. Esto se traduce en los esfuerzos por eliminar a Dios y la fe, de todos los aspectos de la vida cotidiana. El cristianismo, en particular, es atacado. Vemos esto en el gobierno, el entretenimiento, los negocios, e incluso en la forma en que algunas comunidades cristianas están cambiando sus doctrinas y prácticas. La segunda fuente de oposición proviene de las confesiones cristianas evangélicas fundamentalistas. La creciente visibilidad de los Santos de los Últimos Días es una amenaza para ellas y están respondiendo de manera poco amable. Declaran que los Santos de los Últimos Días no son cristianos, que la Iglesia es una “secta” y que los miembros de la Iglesia no son de fiar. Sus ataques incluyen la difusión de información errónea respecto a la doctrina y actividades SUD.

¿Cómo debemos responder a este “Momento Mormón”? En todo caso, debemos aumentar considerablemente nuestros esfuerzos. Hay necesidad de una mayor interacción con los líderes del gobierno, organizaciones sociales y de servicio, empresas y comunidades religiosas. Nuestros proyectos de "Manos Mormonas Que Ayudan" deberían aumentar tanto en calidad como en número de miembros y no miembros que participan. Debemos estar mirando y escuchando cuidadosamente lo que se informa en los medios de comunicación, aprovechando todas las oportunidades para fomentar la difusión de información objetiva sobre la Iglesia y sus miembros. Es esencial que nuestros vecinos se concienticen de nuestra presencia y seamos valorados como conciudadanos. Hay necesidad de más actividades públicas realizadas en nuestras ramas y barrios — más puertas abiertas, y más reuniones interreligiosas.

Los que hemos sido llamados para trabajar en Asuntos Públicos tenemos la sagrada oportunidad de preparar a nuestros vecinos de otras religiones para comprender mejor y apreciar La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos. Nuestra asignación es única, ya que se nos ha dado la tarea de llegar oficialmente a nuestros vecinos y amigos, más allá de los límites de nuestras ramas y barrios, distritos y estacas. El éxito en nuestros llamamientos requiere que seamos aún más enérgicos en lo que hacemos. Debemos tener un conocimiento perfecto de cuáles son nuestros objetivos finales. Necesitamos ser precisos en las estrategias que emprendemos para alcanzar nuestros objetivos y metas. Nuestra tarea no es la de recoger la cosecha. Somos sembradores de las semillas. ¡Qué bendecidos somos por tener la responsabilidad de ayudar a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días a salir de la obscuridad y llevarla a la luz del día!.
 

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.