Nota de prensa

Estudiantes universitarios realizan visita didáctica al centro de historia familiar

La genealogía es la disciplina que estudia el origen de las personas al conocer la historia de sus antepasados y actualmente es una práctica que reúne a personas de todo el mundo.  La búsqueda de nombres y fechas de familiares fallecidos puede resultar difícil si no se cuenta con las herramientas adecuadas. El objetivo de los estudiantes del curso “Archivos Históricos” de la carrera de Archivología es prepararse para servir a la sociedad y aportar esas herramientas a fin de que las personas puedan conocer sus raíces. “Tenemos que aprovechar los recursos” dijo el profesor Rodolfo Míguez y una gran fuente de información es el trabajo genealógico que se desarrolla en los centros de historia familiar de la Iglesia de Jesucristo.

Cada centro de Historia Familiar (son más de veinte en Uruguay) cuenta con voluntarios que asesoran a las personas que se acercan buscando información. Las instalaciones cuentan con un repertorio de registros microfilmados de partidas de nacimiento y certificados de matrimonio. También contiene una biblioteca con libros dedicados a la genealogía de Uruguay y el mundo y  cuenta con una sala de computadoras con acceso a Internet para utilizar los recursos en línea.

Como parte de la visita, los alumnos recibieron información general sobre el funcionamiento de la obra genealógica y el proceso de documentación de los registros históricos. En la actividad práctica pudieron utilizar las máquinas de microfilms y conocieron la web de la Iglesia dedicada a la búsqueda de genealogías. 

Esta web ( www.familysearch.org ) permite acceder a un mayor número de registros de todo el mundo que ya han sido digitalizados y se encuentran ordenados para facilitar su ubicación. Permite desarrollar un árbol genealógico propio y agregar datos y documentos de la familia: fotos, archivos y hasta registros de audio. También se puede colaborar en la tarea de digitalizar los registros físicos que han sido recolectados para poder acceder a ellos desde Internet por medio de un programa llamado “Indexación”.

Para los miembros de la Iglesia estos registros tienen una gran importancia religiosa. Al obtener datos pueden efectuar bautismos en nombre de sus antepasados y así contribuir a la salvación eterna de las personas que no conocieron a Dios durante su vida terrenal. En su búsqueda por ayudar a todos los hijos de Dios extienden la información recolectada a fin de generar una red de apoyo mutuo a todas las personas que están interesadas en la genealogía.

La actividad genealógica de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días se remonta al año 1894 y cuenta actualmente con la colección más grande de registros familiares del mundo. El acceso a los servicios online y a los Centros de Historia Familiar es libre y gratuito.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.