Voluntarios Manos Mormonas que Ayudan se aprontan a prestar servicio.

Voluntarios Manos Mormonas que Ayudan se aprontan a prestar servicio.

El próximo 23 de septiembre miles de voluntarios donarán mano de obra a la comunidad en Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay.

Nota de prensa
             

Bajo la dirección de los líderes locales de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días en el cono sur de Sud America (Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay), los voluntarios Manos Mormonas que Ayudan nuevamente, y cómo es tradición, se pondrán a disposición de la comunidad para ir en ayuda y prestar servicio significativo. 

Dentro de las actividades a realizar se contempla el limpiado y ornamentación de plazas, pintado de escuelas, cuidado en asilos de ansianos, donación de sangre, limpieza de playas, visitas a horfanatos, acompañamiento espiritual en hospitales, etc. 

Siempre son bienvenidos los voluntarios de otras religiones o intituciones de beneficio social que quieran sumarse a la iniciativa. Para los miembros de la Iglesia, el prestar servicio unidos con otras denominaciones es un privilegio y además, una forma de mostrar que nos unen propósitos en común, como lo es el ir en ayuda de nuestro projimo.

 

El programa de Manos Mormonas que Ayudan une a los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y a sus vecinos para brindar servicio a la comunidad. Estos voluntarios, ataviados con sus características camisetas amarillas, ayudan a personas cuyas vidas se han visto afectadas por desastres naturales y otras emergencias. Los voluntarios de Manos Mormonas que Ayudan también se asocian con organizaciones gubernamentales y sin fines de lucro para apoyar y mejorar las comunidades en las que viven.  

El programa de Manos Mormonas que Ayudan refleja el deseo que los mormones tienen de seguir el ejemplo de Jesucristo por medio del servicio a los demás. Esta labor recibe los recursos de los servicios humanitarios de la Iglesia, y los proyectos los coordinan los líderes locales de la Iglesia.

Este programa se estableció en 1998, y desde entonces cientos de miles de voluntarios han donado millones de horas de servicio a sus comunidades. El programa se inició en América del Sur, pero desde entonces se ha extendido a casi cada rincón del mundo.

       

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.